En los pacientes con fibromialgia, explican los expertos, el termostato interno está roto, una “desregulación” que vuelve a los pacientes más sensibles a ciertas condiciones

El clima y la fibromialgia: cómo ajustar el termostato interno

Es común que las personas con fibromialgia informen que ciertos tipos de clima o cambios de temperatura empeoran sus síntomas. Muchos se quejan de tener frío todo el tiempo, o calor todo el tiempo, o alternativamente. Y es cierto, varios estudios lo confirman: este síntoma se llama sensibilidad a la temperatura.

En los pacientes con fibromialgia, explican los expertos, el termostato interno está roto, una “desregulación” que hace que los pacientes sean más sensibles a ciertas condiciones. Es decir: si hace mucho calor, es probable que la persona lo sienta aún más extremo. Su cuerpo sufrirá de forma exagerada, con más sudor, más sed, más intolerancia. Esto puede hacer que el dolor disminuya, pero también que aumente la fatiga.

Algunas investigaciones muestran una incapacidad por parte del cuerpo para adaptarse a los cambios de temperatura, junto con un bajo umbral de tolerancia al dolor asociado con estímulos fríos y calientes.

Es que las personas que padecen fibromialgia tienen un impacto diferente ante los estímulos externos: muchos tienen una sensibilidad física extrema ante algunas situaciones. Y el clima no es una excepción.

el dolor, el agotamiento y otros síntomas típicos están estrechamente asociados con el clima. Varía en función de si hace frío o calor, y también en función de la humedad.
En invierno, por el contrario, el dolor se convierte en el protagonista. Las personas con fibromialgia pueden sentir mucho el frío y el calor tardará más en aparecer. A su vez, el frío desencadena el dolor.

La humedad, por su parte, también puede aumentar el dolor en las articulaciones, afectando el estado general del paciente.

Es importante ajustar la ropa y la calefacción para prevenir estos cuadros, y también tenerlos en cuenta a la hora de planificar las vacaciones y sentirse bien se convierte en clave para la persona y su familia. El frío no es un buen aliado.

Recomendaciones para los días de calor:

Consume cold food and drinks
Use an umbrella for shade
Wear a visor instead of a hat
Wear loose-fitting, lightweight clothing made of breathable material
Avoid hot baths or showers
Rinse with cold water before going outside and at bedtime
Turn on the car and the air conditioning for a while before leaving, enough to cool the car.
If you use a fan or air conditioning, avoid blowing directly towards you.
People sensitive to cold feel frozen to the bone and have a hard time getting warm
Recommendations for cold days

Es importante tener en cuenta que en las personas con fibromialgia el cuerpo no es capaz de adaptarse adecuadamente, por lo que los pies permanecen fríos, e incluso usar medias gruesas puede no ayudar a calentar los pies; por lo tanto, el medio ambiente tiene un mayor impacto en el cuerpo. Algunas ideas para evitar que esto suceda son:

Mantener los pies cubiertos durante el clima frío
Vestirse abrigado (sin embargo, vestirse demasiado abrigado puede desencadenar síntomas de sensibilidad al calor)
Beber bebidas calientes
Comer alimentos calientes como sopa y avena
Calentar el automóvil antes de salir de la casa
Mantener la habitación cálida y agradable
con cosas como frazadas y zapatillas a mano

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *